¿Invertir en el momento perfecto? ¿Es posible o es una utopía?

En el weekly de la semana pasada conversábamos sobre el error que cometen tanto analistas financieros como inversionistas al tratar de responder las siguientes preguntas: ¿cuándo ocurrirá la próxima crisis financiera?  Y ¿cuál será la magnitud de esa crisis?

En esta misma línea, queremos desmentir otro gran mito: ¿cuál es el momento perfecto para invertir?

Gracias a un estudio realizado por el Schwab Center for Financial Research, se demostró que encontrar el “timing” perfecto en el mercado no sólo deja de agregar valor a nuestras inversiones, sino que también es básicamente imposible. El estudio se basó en analizar 5 premisas:

  1. Invertir SÓLAMENTE en los mejores días del año.
  2. Invertir AL INICIO del año.
  3. Invertir EN CUALQUIER MOMENTO del año (haciendo Dollar-Cost Averaging)
  4. Invertir en los PEORES MOMENTOS del año.
  5. Invertir en instrumentos tipo CD con muy bajo riesgo.

Las 5 estrategias mencionadas anteriormente se aplicaron al S&P500 durante 20 años. Los resultados obtenidos los puedes observar en el siguiente gráfico:

 

 

Para sorpresa de muchos, la peor estrategia fue la de mitigar cualquier riesgo de “equivocarnos” al invertir y colocar todo nuestro capital en CD’s.

Otra conclusión interesante es que la diferencia entre la estrategia de invertir en los PEORES MOMENTOS del año vs los MEJORES MOMENTOS del año es de sólo 14.500 Euros a lo largo de los 20 años (diferencia que se reduce significativamente entre las otras estrategias de inversión).

Que conclusión podemos sacar de este estudio? Que el tratar de predecir cuándo será el mejor momento para invertir hace que: consumamos mucho tiempo en tratar de identificar ese momento “perfecto” y, lo peor, es que no genera el valor esperado.

Como dijo Warren Buffett en su reunión anual con sus accionistas: “No se trata de encontrar el momento perfecto para invertir, se trata de invertir en empresas EXTRAORDINARIAS”.