Día de la independencia y su impacto sobre el mercado americano

En esta primera semana del mes de julio y del tercer trimestre del año, los índices americanos cerraron con algunas ganancias moderadas. Durante la jornada del día lunes el mejor desempeño fue logrado por los sectores financiero y de energía logrando mitigar la caída desde el sector tecnológico continuando con la tendencia que este sector traía desde las últimas jornadas de la semana anterior.

El día martes el mercado en Norteamérica se mantuvo cerrado por la celebración del 206 aniversario de la independencia o el famoso “4th of July. El día miércoles se hizo pública la minuta de la reunión ocurrida a mediados del mes pasado por parte del FOMC de la FED donde se había tomado la decisión del aumento de tasas de interés, sin embargo, al parecer tuvo muy poco impacto sobre el movimiento generalizado del mercado.

Lo más interesante de la minuta de dicha reunión, es al parecer, las opiniones algo divididas por parte de sus miembros sobre el momento y la forma de empezar el proceso de regularización del balance y poder salir de esa gran cantidad de activos financieros que fueron acumulando durante la última crisis. Algunos plantean la posibilidad de iniciar este proceso durante los próximos meses, mientras que otros opinan que este proceso de QE debería ejecutarse hacia fines del año.

Otro importante suceso de la semana fue el reporte de empleos del mes de junio que fue conocido por el mercado al inicio de la jornada del día viernes, el reporte evidenció la creación de 222,000 nuevos empleos en comparación con el consenso del mercado de aproximadamente 173,000 puestos de trabajo. Estos números al parecer siguen demostrando un crecimiento moderado de la economía norteamericana con niveles de inflación estables. Muchos sectores del S&P500 cerraron la jornada en positivo en donde el sector tecnológico logró recuperar importante terreno perdido desde la semana anterior.

Mucha expectativa durante la semana también fue generada por el primer encuentro personal el día viernes entre el presidente Trump y el presidente Putin, durante la cumbre de líderes del G20 realizada en Hamburgo. Todo esto dentro de la gran polémica que hemos analizado anteriormente sobre las filtraciones e investigaciones del FBI de la posible influencia de la potencia rusa sobre las pasadas elecciones en USA. En declaraciones posteriores a la reunión, ambos mandatarios se mostraron agradados con la oportunidad de conversar personalmente y de que las relaciones entre ambos países puedan mantenerse y manejarse con normalidad a partir de este encuentro.